Carburante de los aviones

Qué combustible se utiliza en el avión y en el helicóptero

El SAF proporciona una impresionante reducción de hasta el 80% de las emisiones de carbono a lo largo del ciclo de vida del combustible en comparación con el combustible de aviación tradicional al que sustituye, dependiendo de la materia prima sostenible utilizada, el método de producción y la cadena de suministro al aeropuerto.

El SAF puede mezclarse hasta un 50% con el combustible de aviación tradicional y todas las pruebas de calidad se realizan como en el caso del combustible de aviación tradicional. La mezcla se vuelve a certificar como Jet A o Jet A-1. Puede manipularse de la misma manera que el combustible de aviación tradicional, por lo que no es necesario realizar cambios en la infraestructura de abastecimiento de combustible ni en las aeronaves que deseen utilizar SAF. En 2016, fuimos el primer operador en iniciar el suministro comercial de SAF a través de un sistema de abastecimiento de combustible por boca de riego existente, en el aeropuerto noruego de Oslo.

Actualmente, el SAF es más caro que el combustible fósil tradicional para aviones. Esto se debe a una combinación de la disponibilidad actual de materias primas sostenibles y al continuo desarrollo de nuevas tecnologías de producción. A medida que la tecnología madure, será más eficiente y se espera que sea menos costosa para los clientes. Estamos observando una mayor aceptación del SAF, ya que nuestros clientes y sus pasajeros reconocen y valoran cada vez más las ventajas de la reducción de emisiones.

  Aviones de rc electricos

Jp-8

El combustible para reactores (combustible de aviación tipo Jet A-1, también llamado JP-1A) se utiliza en todo el mundo en los motores de turbina (motores a reacción, turbohélices) de la aviación civil. Se trata de un petróleo ligero cuidadosamente refinado. El tipo de combustible es queroseno. El Jet A-1 tiene un punto de inflamación superior a 38°C y un punto de congelación de -47°C. El Jet A es un tipo de combustible de queroseno similar que normalmente sólo está disponible en Estados Unidos.

Tras el refinado, el combustible de aviación se mezcla con cantidades extremadamente pequeñas de varios aditivos. Entre otras cosas, estos aditivos impiden que el combustible se encienda de forma incontrolada, que se formen depósitos en la turbina o que el combustible de aviación se cargue eléctricamente. También hay aditivos que impiden el crecimiento de organismos en el combustible de aviación. Otros aditivos garantizan que el combustible de aviación no se congele: La temperatura del aire a la altitud de crucero es a menudo inferior a -30°C (-22°F), y la congelación del combustible de aviación tendría consecuencias mortales. Los aviones militares de la OTAN utilizan el mismo combustible de aviación -con aditivos aún más especiales- bajo el nombre de Jet Propellant 8 (JP-8).

Precio del combustible para aviones

Los combustibles de aviación son combustibles a base de petróleo, o mezclas de petróleo y combustible sintético, utilizados para propulsar aviones. Tienen requisitos más estrictos que los combustibles utilizados para el uso en tierra, como la calefacción y el transporte por carretera, y contienen aditivos para mejorar o mantener propiedades importantes para el rendimiento o la manipulación del combustible. En el caso de los aviones con turbina de gas, se utilizan combustibles a base de queroseno (JP-8 y Jet A-1). Las aeronaves con motores de pistón utilizan gasolina con plomo y las que tienen motores diésel pueden utilizar combustible de aviación (queroseno)[1] En 2012 todas las aeronaves operadas por las Fuerzas Aéreas de EE.UU. habían sido certificadas para utilizar una mezcla 50-50 de queroseno y combustible sintético derivado del carbón o del gas natural como forma de estabilizar el coste del combustible[2].

  Aviones desde la cabina

La energía específica es un criterio importante a la hora de seleccionar el combustible para un avión. La capacidad de almacenamiento de energía mucho mayor de los combustibles de hidrocarburos en comparación con las baterías ha impedido hasta ahora que las aeronaves eléctricas que utilizan baterías eléctricas como principal almacén de energía de propulsión sean viables incluso para las pequeñas aeronaves personales.

Nombre del combustible de la aeronave

El número de vuelos realizados al año aumentó de forma constante a lo largo de las décadas de 2000 y 2010. En 2019, el número de vuelos realizados anualmente alcanzó un máximo de 38,9 millones. Volar es una parte esencial del funcionamiento del mundo, ya que la gente va de vacaciones y hace viajes de negocios, y la carga se transporta de un país a otro. Pero, ¿ha pensado alguna vez en el combustible del que dependen los aviones?

Los aviones vuelan a gran altura, lo que significa que pasan mucho tiempo en el aire a temperaturas bajo cero. Por ello, los aviones necesitan utilizar un combustible con un punto de congelación bajo -como el queroseno- para que el combustible funcione correctamente sin solidificarse durante el vuelo.

  Aviones de nueva generacion

El queroseno es muy inflamable, más que el gasóleo, lo que le confiere las cualidades de combustión explosiva necesarias para el despegue. De hecho, la falta de inflamabilidad del diésel no generaría suficiente potencia inicial para hacer despegar el avión, lo que lo descartaría como opción.

La gasolina también es muy inflamable, pero su amortización energética es escasa y el consumo de combustible demasiado rápido, lo que resulta más ineficiente. Esto significa que un avión tendría que llevar un mayor volumen de combustible para la misma duración del viaje.

Scroll al inicio
Ir arriba