Impactos positivos de los aviones

Al igual que otras emisiones derivadas de la combustión de combustibles fósiles, los motores de las aeronaves producen gases, ruido y partículas, lo que suscita la preocupación medioambiental por sus efectos globales y sus efectos en la calidad del aire local[2].

En 2020, las emisiones de la aviación eran un 70% más altas que en 2005 y podrían crecer un 300% en 2050[3]. Sin embargo, sólo el 1% de la población mundial es responsable de la mitad de las emisiones causadas por la aviación, mientras que casi el 90% de las personas apenas vuela, según una investigación del Instituto de Investigación de Noruega Occidental[4].

La huella medioambiental de la aviación puede reducirse con un mayor ahorro de combustible en las aeronaves o con el control del tráfico aéreo, y las rutas de vuelo pueden optimizarse para reducir los efectos no relacionados con el CO2 en el clima por los NOx, las partículas o las estelas de condensación.

El biocombustible de aviación, el comercio de emisiones y la compensación de carbono, que forman parte del CORSIA de la OACI, pueden reducir las emisiones de CO2. El uso de la aviación puede reducirse mediante la prohibición de los vuelos de corta distancia, las conexiones ferroviarias, las opciones personales y los impuestos y subvenciones a la aviación. Los aviones de combustible pueden ser sustituidos por aviones eléctricos e híbridos o por aviones de hidrógeno.

Contaminación del aire causada por los aviones

El vuelo 1549 de US Airways era un vuelo regular de US Airways desde la ciudad de Nueva York (aeropuerto de LaGuardia), a Charlotte y Seattle, en Estados Unidos. El 15 de enero de 2009, el Airbus A320 que realizaba el vuelo chocó con una bandada de pájaros poco después de despegar de Nueva York, perdiendo toda la potencia del motor. Al no poder llegar a ningún aeropuerto para realizar un aterrizaje de emergencia debido a su baja altitud, los pilotos Chesley “Sully” Sullenberger y Jeffrey Skiles llevaron el avión hasta un amartizaje en el río Hudson, frente al centro de Manhattan[1] Las 155 personas que iban a bordo fueron rescatadas por embarcaciones cercanas, con sólo unos pocos heridos graves.

  Tarjetas de cumpleaños de aviones

Los medios de comunicación no tardaron en bautizar este aterrizaje en el agua de un avión de pasajeros sin potencia y sin víctimas mortales como “el milagro del Hudson”[2] y un funcionario de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte lo describió como “el amaraje forzoso más exitoso de la historia de la aviación”[3] La Junta rechazó la idea de que el amaraje forzoso pudiera haberse evitado volviendo a LaGuardia o desviándose al cercano aeropuerto de Teterboro.

Los pilotos y los auxiliares de vuelo fueron galardonados con la Medalla de la Maestría del Gremio de Pilotos Aéreos y Navegantes Aéreos en reconocimiento a su “heroico y único logro de la aviación”[4] El incidente fue dramatizado en la película Sully de 2016, protagonizada por Tom Hanks como Sullenberger.

Efectos negativos de los aviones en la sociedad

Un eslogan para la transición a una economía con bajas o nulas emisiones de carbono es “electrificar todo”, es decir, crear un mundo en el que la mayoría de las actividades humanas, desde la fabricación y la construcción hasta el transporte y el turismo, funcionen con electricidad generada a partir de fuentes de bajas o nulas emisiones de carbono, como la energía eólica, la solar y quizás la nuclear.  Pero hay un problema: algunos sectores parecen difíciles, si no imposibles, de electrificar a corto y medio plazo, y la aviación es, quizás, el más importante de ellos.

Gobiernos y empresas están invirtiendo en este potencial. El vuelo impulsado por hidrógeno de ZeroAvia en 2020, conocido como HyFlyer I, contó con el apoyo del Gobierno británico, cuyo Consejo Jet Zero promete “un enfoque de láser en las instalaciones de producción del Reino Unido para combustibles de aviación sostenibles y la aceleración del diseño, la fabricación y la operación comercial de aviones de emisiones cero”.

  Aviones para xplane 11

El gobierno del Reino Unido, junto con inversores privados y socios comerciales, está apoyando a ZeroAvia en el desarrollo de un avión con un tren motriz de hidrógeno-eléctrico (pila de combustible) capaz de transportar hasta 20 pasajeros a unas 350 millas náuticas (648 km).  El fundador y director ejecutivo de ZeroAvia, Val Miftakhov, afirma que la empresa espera ofrecer vuelos comerciales con un avión de este tipo ya en 2023, y que en 2026 podrá realizar vuelos con una autonomía de 500 millas náuticas (926 km) en aviones de hasta 80 plazas. Para 2030, Miftakhov tiene planes aún mayores: “Tendremos aviones de un solo pasillo, de categoría de 100 plazas”, afirma.

Datos sobre la contaminación de los aviones

El agua de rosas es una de esas pociones de belleza secretas ultra saludables por las que la mayoría de las mujeres, incluida yo misma, están dispuestas a pagar mucho dinero. Y con razón. El agua de rosas es conocida por calmar la rosácea y el acné, por hidratar y humedecer la piel, por equilibrar los niveles de pH de la piel, por prevenir los ojos hinchados, por calmar las quemaduras, por actuar como una alternativa natural de enjuague bucal, y la lista de beneficios de belleza sigue y sigue.

También puedes crear cubitos de hielo de pétalos de rosa y colocarlos en tu agua. Sólo tienes que llenar una bandeja de cubitos de hielo con agua y colocar un pétalo de rosa en cada sección de cubitos. A continuación, pon la bandeja de hielo en el congelador y deja que los cubos se congelen. Ya está. Echa un vistazo a esta entrada del blog sobre cómo hacerlo en casa paso a paso: ¡CLICK AQUÍ! 2. Té infusionado con pétalos de rosaIngredientes Instrucciones

Coloca los pétalos de rosa secos y la vaina de vainilla y las semillas en una taza medidora grande o tetera y vierte el agua hirviendo. Añade la miel, tápalo y déjalo reposar durante 30 minutos. Colar y servir templado, o recalentar y servir caliente. 3. Arreglos secos o corona de rosas secas Una forma de dar una segunda vida a las rosas es secarlas y es muy fácil de hacer. Reúne tus rosas en un ramo y sujétalas con una banda elástica. (Los tallos se encogen un poco a medida que se secan y las bandas elásticas se ajustan muy bien al tamaño cambiante de los tallos de tus rosas). Utiliza un bucle de la banda elástica para colgar tus rosas con la flor hacia abajo para que se sequen.Si estás secando más de un ramo de rosas, deja espacio entre ellas para que el aire pueda circular.Dependiendo de los niveles de humedad, un ramo de rosas puede tardar una o dos semanas en secarse. Si se secan correctamente, los tallos de las rosas estarán rígidos y duros. Las rosas deben estar algo crujientes al tacto. Las rosas no se secan totalmente fieles a su color. Siempre hay un pequeño cambio. Las rosas de color rosa frío se convierten en un malva suave. Las rosas rojas adquieren un tono quemado de rojo intenso. Las rosas blancas se vuelven de color crema y luego más beige a medida que envejecen. Las rosas amarillas también adquieren un tono beige. Como es de esperar, las rosas multicolores se convierten en una interesante mezcla de tonos. Las rosas secas son bonitas tal como están. También puedes coger los pétalos y hacer una bolsita, llenar un tarro o incluso hacer una corona.

  Velocidad de los aviones
Ir arriba