Avión de ataque a tierra

Avión de combate

Un avión de ataque (también llamado avión de ataque o bombardero de ataque) es una aeronave militar táctica cuya función principal es atacar objetivos en tierra o en el mar, con mayor precisión que los bombarderos, y que está preparada para enfrentarse a defensas aéreas de bajo nivel más potentes[1]. Esta clase de aviones está diseñada principalmente para misiones de apoyo aéreo cercano y de aire-superficie naval[2], pero también se emplean en otras misiones, por ejemplo, de interdicción aérea[2] o de contraataque ofensivo. A diferencia de los cazas, los aviones de ataque no están necesariamente destinados al combate aire-aire. Sin embargo, a menudo están equipados con misiles aire-aire para la autodefensa.

Hasta que las municiones guiadas de precisión se convirtieron en estándar en la década de 1960, el término “avión de ataque” implicaba una aeronave fuertemente blindada y armada tanto con bombas como con armas automáticas de tiro frontal: las primeras eran más potentes, pero las segundas permitían realizar ataques de ametrallamiento de una precisión mucho mayor. En particular, en la literatura pueden verse los términos ruso Shturmovik (cirílico: Штурмовик) y alemán Schlachtflugzeug. También muchos cazabombarderos de la época entraban en esta categoría de forma natural, si estaban suficientemente blindados.

Mejor avión de ataque a tierra

En el campo de batalla, los requisitos a los que se enfrenta el ala aérea moderna cambian constantemente. Ya sea en tierra, en el mar o en el aire, corresponde a los hombres y mujeres de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos hacer frente a cualquier desafío que pueda surgir. Pero, ¿cuáles son estos retos y qué respuestas se han desarrollado? Un ejemplo es nuestro avión de combate, que ha sido desarrollado para hacer frente a amenazas específicas, ya sea en el cielo o en tierra. Dos de las funciones más conocidas, y a menudo confundidas, son las de los aviones de combate y de ataque.

  En que pais se invento el avion

Dejemos una cosa clara desde el principio: cuando decimos avión de “ataque” nos referimos a los aviones de ataque a tierra. El rey de reyes en este papel no es otro que el A-10 Thunderbolt II, o Warthog, que recibe un servicio de mantenimiento clave en la base aérea de Hill (AFB). Construido para reducir los ejércitos enemigos a queso suizo y mantener a nuestras tropas de tierra a salvo de cualquier amenaza, es realmente incomparable. ¿Pero cómo es que el Warthog no es un avión de combate?

En el mundo de los aviones de combate, pocas aeronaves tienen el pedigrí del F-16 Fighting Falcon, incluidos los miembros del Ala de Caza 419, también ubicada en Hill AFB. Ampliamente considerado como el caza moderno más exitoso, el Falcon es altamente maniobrable y una máquina de guerra tremendamente rápida. Al desempeñar el papel de superioridad aérea, el Falcon ha sido diseñado para superar en velocidad y velocidad a cualquier oponente al que se enfrente. ¿Pero por qué no es un avión de ataque?

Aviones polivalentes

Desde el 31 de julio de 2017, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) ha estado probando las capacidades de un avión de “ataque ligero” para gestionar más eficazmente sus costes operativos adaptando mejor la fuerza para operaciones de baja intensidad.1 Aunque la fuerza aérea anunció recientemente que el inicio del concurso para el contrato OA-X se ha pospuesto indefinidamente, los dos aviones que se habían estado considerando eran el Sierra Nevada/Embraer A-29 Super Tucano y el Textron/Beechcraft AT-6 Wolverine.2,3,4 La adición de una de estas aeronaves pretende reducir el desgaste de la flota de cazas de quinta generación (aeronaves como el F-22 Raptor y el F-35 Lightning II, que poseen cualidades de sigilo, así como sistemas avanzados de vuelo y armamento).5 Este programa, designado OA-X, ha generado un importante debate en torno a la viabilidad de utilizar de forma segura pequeñas aeronaves de hélice en zonas de combate. Este debate proporcionará un examen de las ventajas y desventajas del programa OA-X en comparación con la actual estructura de fuerzas de la USAF.

  Accidente de avion ayer en colombia

Avión de ataque a tierra alemán ww2

Llamado cariñosamente “A-10 Warthog” por su aspecto agresivo y a menudo pintado con dientes en el morro, el A-10 Thunderbolt II es el principal avión de apoyo aéreo cercano a baja altitud de las Fuerzas Aéreas estadounidenses. El A-10 es quizás más conocido por su temible cañón GAU-8 Avenger de 30 mm montado en el morro. El GAU-8 está diseñado para disparar uranio empobrecido perforante y balas incendiarias de alto poder explosivo.

El A-10 Thunderbolt II tiene una excelente maniobrabilidad a baja velocidad y altitud, y es una plataforma de entrega de armas de gran precisión y supervivencia. El avión puede permanecer cerca de las zonas de combate durante largos periodos de tiempo y operar en condiciones de techo y visibilidad bajos. Su amplio radio de combate y su corta capacidad de despegue y aterrizaje permiten realizar operaciones dentro y fuera de lugares cercanos a las líneas del frente. Utilizando gafas de visión nocturna, los pilotos del A-10 pueden llevar a cabo sus misiones durante la oscuridad.

Los Thunderbolt II disponen de sistemas de visión nocturna o NVIS (Night Vision Imaging Systems), de cabinas monoplaza compatibles con las gafas de visión nocturna situadas en la parte delantera de las alas y de una gran cubierta de burbuja que proporciona a los pilotos una visión panorámica. Los pilotos están protegidos por un blindaje de titanio que también protege partes del sistema de control de vuelo. Las secciones estructurales primarias redundantes permiten a la aeronave disfrutar de una mayor capacidad de supervivencia durante el apoyo aéreo cercano que los aviones anteriores. La aeronave puede sobrevivir a impactos directos de proyectiles perforantes y de alto explosivo de hasta 23 mm. Sus células de combustible autosellantes están protegidas por espuma interna y externa. Los sistemas manuales respaldan sus sistemas hidráulicos redundantes de control de vuelo. Esto permite a los pilotos volar y aterrizar cuando se pierde la energía hidráulica.

  Mal de altura avion
Scroll al inicio
Ir arriba