Acción supersónica de la pluma

El Tupolev Tu-144 fue el primer SST en entrar en servicio y el primero en abandonarlo. Sólo se realizaron 55 vuelos de pasajeros antes de finalizar el servicio por motivos de seguridad. También se realizaron un pequeño número de vuelos de carga y de prueba tras su retirada.

Un transporte supersónico (SST) o un avión de pasajeros supersónico es un avión supersónico civil diseñado para transportar pasajeros a velocidades superiores a la del sonido. Hasta la fecha, los únicos SST que han estado en servicio regular han sido el Concorde y el Tupolev Tu-144. El último vuelo de pasajeros del Tu-144 tuvo lugar en junio de 1978 y fue volado por última vez en 1999 por la NASA. El último vuelo comercial del Concorde fue en octubre de 2003, siendo el 26 de noviembre de 2003 su último vuelo en transbordador. Tras el cese definitivo de los vuelos del Concorde, no queda ningún TSM en servicio comercial. Varias empresas han propuesto cada una de ellas un avión supersónico de negocios, lo que podría devolver el transporte supersónico.

Los aviones supersónicos han sido objeto de numerosos estudios de diseño recientes y en curso. Los inconvenientes y retos de diseño son la excesiva generación de ruido (en el despegue y debido a los estampidos sónicos durante el vuelo), los elevados costes de desarrollo, los costosos materiales de construcción, el elevado consumo de combustible, las altísimas emisiones y un mayor coste por asiento respecto a los aviones subsónicos. A pesar de estos problemas, el Concorde se considera rentable[1].

  Tamaño liquido permitido avion

Dassault rafale

American Airlines anunció el martes que comprará una flota de 20 aviones a Boom Supersonic, una empresa emergente que construye aviones que pueden viajar más rápido que la velocidad del sonido. El pedido se produjo después de que United Airlines anunciara el año pasado que compraría 15 de los aviones Overture de la empresa. Los vuelos de pasajeros no se esperan hasta el final de la década, pero si todo va según lo previsto, los vuelos supersónicos comerciales podrían volver por primera vez desde la época del Concorde.

Boom dice que sus aviones están diseñados para ir a velocidades dos veces más rápidas que un vuelo típico. Eso sería lo suficientemente rápido como para llevar a alguien de Newark a Londres en sólo tres horas y media, y de Los Ángeles a Honolulu en sólo tres horas. El primero de estos vuelos está previsto para 2026, y la compañía planea empezar a transportar pasajeros en 2029. Si todo sale bien, United tiene la opción de comprar al menos 35 aviones más de la startup; American tiene la opción de comprar otros 40.

Pero hay otro giro. Boom también quiere que estos vuelos sean respetuosos con el medio ambiente, prometiendo que estos aviones tendrán “cero emisiones de carbono desde el primer día” y dependerán completamente del combustible de aviación sostenible, que se reutiliza a partir de residuos o fuentes orgánicas.

Avión supersónico de pasajeros Boeing

El Aérospatiale/BAC Concorde (/ˈkɒŋkɔːrd/) es un avión supersónico franco-británico desarrollado y fabricado conjuntamente por Sud Aviation (posteriormente Aérospatiale) y la British Aircraft Corporation (BAC).

  Transporte de coches en avion

Los orígenes del proyecto Concorde se remontan a principios de los años 50, cuando Arnold Hall, director del Royal Aircraft Establishment (RAE), pidió a Morien Morgan que formara un comité para estudiar el concepto de transporte supersónico (SST). El grupo se reunió por primera vez en febrero de 1954 y entregó su primer informe en abril de 1955[5].

Por aquel entonces se sabía que la resistencia a velocidades supersónicas estaba fuertemente relacionada con la envergadura del ala[N 1], lo que llevó a utilizar alas trapezoidales finas y de poca envergadura, como las que se ven en las superficies de control de muchos misiles, o en aviones como el Lockheed F-104 Starfighter o el Avro 730 que el equipo estudió. El equipo esbozó una configuración básica que se parecía a un Avro 730 ampliado[6].

Esta misma envergadura corta producía muy poca sustentación a baja velocidad, lo que daba lugar a recorridos de despegue extremadamente largos y velocidades de aterrizaje espantosamente altas[7]. En un diseño de SST, esto habría requerido una enorme potencia de motor para despegar de las pistas existentes, y para proporcionar el combustible necesario, resultaron “unos aviones horriblemente grandes”[6]. Basándose en esto, el grupo consideró que el concepto de un SST era inviable, y en su lugar sugirió continuar con los estudios de bajo nivel sobre la aerodinámica supersónica[6].

Lockheed martin f-22 ra

El pedido de 20 aviones Overture por parte de AA -con la opción de comprar 40 más- significa que está a punto de poseer la mayor flota comercial supersónica. El año pasado, United Airlines encargó 15 aviones Overture, mientras que Virgin Atlantic llegó a un acuerdo con el fabricante de aviones supersónicos en 2016.

  Gta 5 avion militar

Estos pedidos se producen 20 años después de que se iniciaran los viajes comerciales supersónicos transatlánticos, cuando el Concorde surcó los cielos a una velocidad máxima de Mach 2,04. Los aviones Boom Overture están diseñados para volar hasta Mach 1,7 sobre el agua, lo que supone el doble de velocidad que los aviones comerciales actuales. El avión está previsto que se entregue a partir de 2025 y se espera que transporte a sus primeros pasajeros en 2029.

Diseñado para transportar entre 65 y 80 pasajeros, el Boom Overture tiene una autonomía de 4.250 millas náuticas. El avión supersónico cuatrimotor está optimizado para “la velocidad, la seguridad y la sostenibilidad”, con características como un fuselaje contorneado que aumenta su eficiencia en el consumo de combustible, alas de gaviota que reducen la contaminación acústica y el estrés del motor, y su cola estabilizadora que mejora el equilibrio y el rendimiento.

Ir arriba